Dia 4: Back al fin

Anabel Prieto

Ese día, el último del viaje, nos levantamos cansados pero enjugascados Para el que no hable murciano, enjugascados quiere decir: “con ganas de hacer el tonto y la risa floja”.
El desayuno ayudó a despertarnos, porque este fue – oh, sí – ¡de caliente! Si hay algo que caracteriza a un español (incluido a uno que es discutiblemente español) en un desayuno de hotel, es que siempre es su deseo sacar el máximo rendimiento a la oportunidad que le brinda a una fila de comida sin control. Yo hice dos desayunos, aunque antes del segundo miré con un poco de recelo al resto de comensales en el comedor, para ver si estaban a lo suyo. No me arrepiento, señoría. El vasco no sé cuántos desayunos se tomó. Bien hecho o como dice el dicho inglés mal traducido: ¡bien por él!
Clifford Tower Clifford Tower Después regresamos al coche, con los bártulos ya…

Ver la entrada original 773 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s